Te acompaño a sentirte libre y poderosa

Conectando con tu cuerpo, con tus emociones y deseos más profundos.

Me llamo Paula y vengo de una familia en donde las mujeres no pudieron hacer más que cumplir con lo que se esperaba de ellas como mujeres en esa época:

Casarse, ser madres, amas de casa eternas esperando a que llegase el marido de trabajar para cenar con él.

Mujeres que no pudieron pensarse más allá de lo que se esperaba de ellas.

Mujeres que renunciaron a soñar más allá de lo que debían.

Más allá de lo que les dijeron que podían ser.

Mujeres que no sé si vivieron una sexualidad plena, porque nunca hablaron de ello.

Mujeres fuertes, a las que les hicieron creer que eran débiles e insuficientes.

Ellas no pudieron soñar.

No pudieron desear…

Mi bisabuela, huérfana a los 15 días de nacer, parió 21 hijos.

Pero nunca un sueño.

Nunca un proyecto más allá de la maternidad.

Nunca algo más allá de lo que se esperaba.

Me llevó mucho tiempo reconocer la herida de mi linaje y encima después reconocerla en mí.

¡No te hacés una idea de lo mucho que tuve que trabajar para sentirme una mujer fuerte, creadora… capaz de hacer sus sueños realidad, conectada con el deseo y el placer!

Recién cuando descubrí mi herida pude descubrir mi propósito.

Recién ahí encontré el tan anhelado sentido… eso que le da razón a la existencia.

Me llevó mucho tiempo.

paula-soplando-sahumerio

Pero gracias a la herida de mi linaje hoy hago lo que hago: te acompaño a sentirte poderosa conectando con tu cuerpo, con tus emociones y deseos más profundos.

¿Pensaste alguna vez que quizás en la herida de tu linaje esté la respuesta?

¿Qué quizás esa herida se puede transformar en la luz que te guíe para sentirte fuerte, poderosa y creadora?

Gracias a las mujeres de mi linaje, creé Sanando Juntas. Para que nunca más una mujer se sienta sola, débil o incapaz.

Para que Sanemos Juntas nuestras heridas.

Acompañadas.

Soy psicóloga y acompaño a mujeres a conectar con su poder personal

¿Cómo lo hago?

A través del ciclo menstrual

Puede que te suene extraño si nunca escuchaste hablar del tema pero es que nuestro ciclo menstrual es un espejo de nuestra vida. Sí, así como lees.

En cada fase del ciclo podemos ver reflejadas nuestras heridas y las heridas de nuestro linaje.

A través de él podemos conectar con nuestro propósito, con nuestros mayores deseos, sueños y virtudes.

¿No te parece maravilloso?

Para mí es algo fascinante, por eso me formé como Terapeuta Menstrual y como profesora de Respiración Ovárica. Para acompañarte a vivir experiencias que te transformen a través del cuerpo y de las emociones.

Si bien mi Yo psicóloga hace que me guste escuchar y conversar mucho… prefiero trabajar con el cuerpo, con meditación y con herramientas que te ayuden a conectar con esa parte más instintiva… con tu útero.

A esta altura calculo que te habrás dado cuenta que me fascinan los ciclos.

El ciclo menstrual, el ciclo de la vida, de la luna.

El ciclo de las estaciones, del agua, de la respiración…

¿Te das cuenta que absolutamente todo en este planeta es cíclico?

Confieso que por mucho tiempo no lo veía así. Entendía la vida como algo lineal. Recién cuando empecé a formarme como terapeuta gestáltica empecé a cuestionarme esa supuesta linealidad y ahí por primera vez apareció este concepto de los ciclos… concepto que hoy es mi bandera.

La gente suele decir que transmito mucha tranquilidad… puede ser que sea cierto. Aunque la verdad es que soy súper inquieta: siempre estoy aprendiendo algo nuevo, creando algo nuevo, planificando mi próximo proyecto.

Simplemente no puedo evitarlo.

No puedo evitar crear cosas constantemente.

No puedo evitar conformarme con la primer respuesta que me den.

No puedo evitar no soñar en grande.

Aunque no siempre fue así, por mucho tiempo creí que no podía, no entendía lo que sentía, lo que necesitaba… Pero eso empezó a cambiar cuando conecté con mi ciclo menstrual, con mi útero y sus cambios.

Hoy mi mayor deseo es compartir este viaje con cuantas mujeres pueda.

Deseo que todas se reconozcan mujeres creadoras.

Soñadoras y poderosas.

Mujeres cíclicas que respetan sus tiempos y escuchan los latidos de sus úteros.

Suscribite a mi lista de correos para seguir conversando por ahí y de paso te descargás

Un diagrama menstrual bellísimo para sanar la relación con tu útero y despertar a la Mujer Cíclica que hay en vos

Si no estás menstruando, podés usarlo igual. En la guía que viene con el diagrama te explico cómo hacerlo.

Completá el formulario para obtener el regalo

Desplazarse a la parte superior